Qué ver en Dunkerque (Consejos y guía)

Qué ver en Dunkerque – Guía de las principales atracciones de la ciudad

Situada a 10 km de la frontera belga, Dunkerque es una pequeña ciudad portuaria del norte de Francia que destaca por su historia y su famoso carnaval. Y es que la mejor época para visitar la ciudad es durante el mes de febrero cuando se celebra el carnaval. Las calles se llenan de gente disfrazada, bailando, de fiesta, con música… También se lanzan arenques en la plaza del ayuntamiento (tradición local). Si no fuese por el frío y el viento del Mar del Norte, que nos recuerdan que estamos en el norte de Francia, bien podríamos pensar que se trata de una fiesta más en España.

En Francia, por lo general, no se celebra el carnaval. Por eso, llama la atención la importancia de esta fiesta en la ciudad. Aunque los orígenes del carnaval de Dunkerque remontan a principios del siglo XVII (los armadores ofrecían a los marineros, antes de embarcarse durante 6 meses en la pesca del arenque en Islandia, una comida y una fiesta), el primer documento oficial conocido habla de festividades que se celebraban ya sobre 1676. También es posible que el dominio español sobre la ciudad durante años en la época de los Austrias haya dejado su huella. 😉

Otra cosa por la que Dunkerque es conocida es debido a la Operación Dinamo durante la II Guerra Mundial. Christopher Nolan acaba de hacer una película hace poco sobre la batalla que resume muy bien el evento, aunque quizás es un punto de vista muy inglés, ya que no salen muchos franceses en la película. De todas maneras, nos permite ponernos en situación de lo que fue aquella batalla con miles de soldados desesperados en las playas de Dunkerque esperando ser evacuados. 

Como Dunkerque es todo esto que te acabamos de contar y muchos más, en este artículo te presentamos las principales atracciones que te ofrece la ciudad. Dunkerque no es muy grande en tamaño, lo puedes hacer todo a pie. Nosotros hicimos la visita en un día. Aunque si quieres ver todos los museos y si hace bueno bañarte en la playa, puedes prever una visita de 2 días. Un consejo, el clima es bastante lluvioso en esta región de Francia, te aconsejamos que mires las previsiones meteorológicas antes de la visita. Así podrás añadir un paraguas, un chubasquero y calzado de lluvia si fuese necesario.

Qué ver en Dunkerque

1) Torre de San Eligio (Beffroi de Saint Eloi)

Dunkerque

Construida hacia 1440, la torre fue el campanario de la Iglesia de San Eloi hasta que un incendio separó los dos edificios en 1558. La torre domina la ciudad desde sus 58 metros de alto. Se puede subir a lo alto de la torre para disfrutar de una vista panorámica de la ciudad. La entrada cuesta 3,5 euros. Hay que tomar un ascensor y después subir 60 peldaños hasta llegar a la azotea panorámica en la que encontrarás paneles para ayudarte a identificar todos los monumentos de la ciudad, el puerto y la playa.

En lo alto de la Torre de San Eloi también hay un carillón con 50 campanas que suena cada 1/4 de hora.

2) Torre del Ayuntamiento (Beffroi de l’Hôtel de ville)

Dunkerque

De estilo Renacentista Flamenco (1901), el Ayuntamiento fue construido en piedra y ladrillos rojos. Lo que más llama la atención en el edificio es su impresionante torre que mide 75 metros de altura. En la fachada principal, encontraremos una estatua ecuestre de Luis XIV que compró la ciudad a los ingleses en 1662.

La torre no se puede visitar por dentro ni subir a lo más alto. Sin embargo, puedes entrar en el hall principal del ayuntamiento para admirar sus magníficas vidrieras, realizadas por Félix Gaudin para conmemorar el retorno triunfante de Jean Bart después de su victoria en el Texel. 

Durante el Carnaval de Dunkerque, el alcalde y los ediles lanzan desde los balcones del ayuntamiento unos 500 kg de arenques ahumados a los miles de asistentes que se reúnen en la plaza.

Tanto la torre del ayuntamiento como la torre de San Eloi son Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO desde 2005.

3) La Iglesia de San Eligio (Église de Saint Eloi)

Dunkerque

Se trata de uno de los edificios más bonitos de la ciudad. Su construcción en un gótico flamenco comenzó durante el siglo XVI después de que la iglesia que estaba antes se incendiase. Su fachada neogótica es del 1894. La iglesia sufrió numerosos destrozos y bombardeos durante la I y la II Guerra Mundial, por lo que tuvo que ser reconstruida dos veces. A día de hoy aún se pueden observar numerosos impactos de bala de aquella época. El coro de la iglesia alberga la tumba de Jean Bart.

4) Estatua de Jean Bart

Dunkerque

Vauban, en 1845 se erigió una estatua en honor del famoso corsario Jean Bart. La estatua fue realizada por el escultor David D’Angers. Jean Bart era un corsario originario de Dunkerque que llegó a convertirse en noble gracias al rey Luis XIV, que lo recompensó así por todos los servicios prestados a la corona.

5) Faro de Risban

Construido sobre las ruinas de un fuerte diseñado por Vauban, el faro de Dunkerque fue puesto en funcionamiento en 1843. Es el único faro del departamento del Norte de Francia. Tiene forma de torre cilíndrica de 63 metros de altura.

Para acceder a su linterna hay que subir 276 peldaños. Su luz tiene un alcance de 26 millas (48 km aproximadamente).

6) Princess Elizabeth

El Princess Elizabeth es un barco de vapor inglés construido en 1926. A día de hoy el barco ha sido totalmente restaurado. Es famoso porque durante la operación Dinamo, en la Segunda Guerra Mundial, ayudó en el rescate de las tropas aliadas.

7) Museo Dunkerque 1940 Operación Dinamo

Este museo es en honor a la Batalla de Dunkerque y a la operación DYNAMO en mayo-junio de 1940. Esta operación supuso el rescate y la repatriación a Inglaterra de 350.000 soldados aliados atrapados en la playa de Dunkerque.

El museo alberga una importante colección de fotografías, cartas y material militar de la época, que te permitirán entender mejor este episodio crucial de la Segunda Guerra Mundial. Para más información sobre precios y horarios del museo, haz clic aquí.

8) Torre de Leughenaer

La Torre de Leughenaer es el monumento más antiguo de la ciudad. Se encuentra dominando la plaza Minck y su mercado de pescado. Durante un período fue utilizada como faro. Se la conoce como Torre mentirosa porque según cuenta la leyenda, engañaba a los navíos enemigos. En vez de conducirlos a puerto seguro, los hacía encallar en alguno de los numerosos bancos de arena para así poder ser pillados y saqueados alegremente.

Esta torre es la última en pie de las 28 que conformaban la muralla defensiva de la ciudad en el siglo XV.

9) Casa (1748) y Torre del Armador (1452)

Construida en 1748 por un rico comerciante de la ciudad, es el último ejemplo de torre belvedere del siglo XVIII. Desde lo alto de la torre, su propietario podía seguir el movimiento de los barcos que llegaban a puerto.

10) Acuario

Situado en el Parque Malo, un agradable jardín público, el acuario se encuentra a dos pasos de la playa. 11 acuarios marinos albergan múltiples especies y 9 acuarios de agua dulce contienen pirañas, entre otras especies, así como diversas plantas y orquídeas.

11) Museo Portuario

El antiguo almacén de tabaco del siglo XIX acoge hoy en día las colecciones del museo. Los visitantes pueden familiarizarse así con el universo del puerto, en una dimensión histórica y contemporánea al mismo tiempo.

La visita del museo representa una ocasión única de sumergirse en la vida de los marineros, montando a bordo del barco Duquesa Ana o del buque faro Sandettié, los dos clasificados como Monumentos históricos. También tendrás la oportunidad de conocer más de cerca el día a día de los barqueros subiéndote a bordo de la barcaza Guilde.

12) Playa de Malo-Les Bains

Es la playa principal de Dunkerque. En ella te podrás bañar en verano si hace bueno y te apetece. Eso sí, hay que ser valiente porque el agua está fría tratándose del Mar del Norte. Aunque eso no supone impedimento alguno para los locales que se bañan en verano sin problema.

Esta playa también es famosa porque fue la gran protagonista de la batalla de Dunkerque que te mencionamos anteriormente. Aquí estaban agrupadas las fuerzas aliadas mientras esperaban su rescate. En esta playa también se rodó la película de Christopher Nolan Dunkerque.

Otras visitas

  • Visita del puerto en barco: A bordo del Texel podrás admirar de cerca las gigantescas instalaciones del 3er puerto más grande de Francia, las esclusas, dársenas, muelles, etc.
  • El barrio Excentric
  • Los baños de Dunkerque
  • El LAAC (Lieu d’Art et Action Contemporaine) y el FRAAC (Fonds Régional d’Art Contemporaine): museo y centro de arte moderno
  • Puerta de la Marina
  • Capilla Nuestra Señora de las Dunas (Chapelle Notre Dame des Dunes)
  • Villa Ziegler
  • Memorial de los aliados
  • Memorial británico
  • Columna de la Victoria

¿Qué te ha parecido nuestra guía? ¡Esperamos que te sirva de ayuda si vas a conocer esa linda e interesante ciudad del norte de Francia! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *